Tributo a la manzana

Aunque el título de este post pueda, a priori, sonar raro, he querido utilizar esta historia para entregar mi agradecimiento a las manzanas, en representación de todas aquellas «cosas» (alimentos, electrodomesticos, u otros cachivaches varios) que forman parte de mi vida diaria, y que contribuyen a mi salud y bienestar. ¡Dedicado a tod@s vosotr@s, «cosas»! Vamos para allá …

No sé si sabes que la manzana es una de las frutas más consumidas en todo el mundo. En mi caso la como diariamente, sea dentro del mix de frutas que me tomo al desayuno o en ensaladas, también en mermelada, mediante jugos naturales o al horno, como postre. Es de verdad un alimento muy versátil que además me genera grandes momentos de placer.

Existen entre 5.000 y 20.000 variedades diferentes pero nosotros generalmente consumimos estas: Granny Smith (verde intenso, crujiente y jugosa, ligeramente ácida, originaria de Australia), Fuji (entre roja y rosa y también muy dulce), Royal Gala (roja y de piel brillante, muy aromática y jugosa, originaria de Nueva Zelanda), Golden (amarilla, con algunos puntitos negros, poco ácida, muy usada en repostería, originaria de EEUU) y la Red Delicious (roja y muy empleada para ensaladas, originaria de EEUU).

Aunque la manzana pueda parecer a simple vista un alimento sencillo, te comento que es una de las frutas más saludables que existen y nos aporta beneficios asombrosos

¿Cuáles son sus grandes beneficios?

  • Combate el colesterol: la pectina es una fibra que se encuentra en la manzana y nos ayuda a reducir el colesterol en la sangre y evita su acumulación en las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Buena para el corazón: reduce riesgos de ataques cardíacos debido a su elevado contenido en potasio, el cual es importante en el control de la presión arterial.
  • Protege nuestro cerebro y ayuda a combatir el alzheimer: la manzana trae quercetina, que es un antioxidante que previene el envejecimiento y el daño en las células del cerebro. Esta sustancia estimula el gen GADD34 mejorando las capacidades cognitivas y sobretodo la memoria.
  • Fortalece los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis: gracias a su gran contenido de floridzina, que es un flavonoide el cual nos ayuda a proteger los huesos y articulaciones.
  • Dentrífico natural: por su consistencia limpia los residuos existentes en la boca y fortalece las encías.
  • Fortalece pelo y uñas: tiene hierro, imprescindible para un pelo y uñas fuertes y sanas. Además contiene ácido pantoténico o vitamina B5, la cual favorece la regeneración del pelo.
  • Nos protege de la contaminación y el tabaco: los humos procedentes del cigarro y la contaminación oxidan las células de nuestro organismo, y la manzana, con sus elevados niveles de vitamina C, ayuda a prevenir este envejecimiento prematuro de los tejidos. Se ha demostrado que 100 gramos de manzanas frescas tienen una actividad antioxidante equivalente a 1.500 miligramos de vitamina C, confirmando que los antioxidantes naturales son más efectivos que los suplementos vitamínicos.

¿Qué tal? ¿sorprendente verdad? te agrego una más:

  • Se ha demostrado que la semillas de manzanas contribuyen a prevenir el cáncer, especialmente el de pulmón, colon e higado: la amigdalina o vitamina B17 ha sido, desde su descubrimiento en 1950 por el bioquímico Ernest Krebs, un elemento indispensable en todos los estudios hacia el camino de la desaparición del cáncer. ¡Quizás te lo pienses dos veces antes de tirar las semillas a la basura!

Entonces, me doy cuenta que ella me da tanto y yo tan poco a cambio … por eso ¡lo mínimo que puedo hacer es darle las gracias dedicándole esta historia!

Te invito pues, a que añadas manzanas a tu vida, y cada vez que te vayas a comerte una, recuerdes cómo una simple fruta aporta tantos beneficios a tu vida ¡y le agradezcas! Quizás te pueda parecer rara la acción de darle gracias a algo que te va a comer, pero creo que es bueno hacerlo, aunque sea como un acto simbólico. Nos cuesta mucho eso de decir «gracias», quizás porque pensamos que se van a reír de nosotros ¡aunque te aseguro que con la manzana no te va a pasar eso! Pero bueno, si aún así no lo ves claro, pues trae a tu mente alguna de las personas que tienes a tu alrededor y que al igual que las manzanas, aportan salud y bienestar a tu vida … ¿la tienes ya? Pues date cinco segundos, para decirles «Gracias».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: